ANÁLISIS COVID-19, SIN COLAS NI ESPERAS

Serología mediante test rápido

SEROLOGÍA MEDIANTE TEST RÁPIDO

¿En qué consiste el denominado Test Rápido de Anticuerpos?

Es una prueba para la detección cualitativa de anticuerpos IgG e IgM contra Covid-19 en muestras de sangre capilar.
 
Los anticuerpos son proteínas producidas por el sistema inmunológico como mecanismo de defensa frente a distintos antígenos (virus, bacterias, parásitos, hongos.). La aparición de anticuerpos se produce entre 6 y 15 días después del inicio de los síntomas y se detectan las inmunoglobulinas M y G (IgM/IgG); las primeras se producen de forma temprana en respuesta a la infección y las IgG aparecen de forma tardía, persistiendo a lo largo del tiempo.
 
Si el test rápido detecta su presencia, supone una evidencia de haber estado en contacto directo con el coronavirus y nos revela si estamos infectados actualmente o si hemos sido infectados en el pasado.

¿Se necesita una prescripción médica para la realización de la prueba?

La indicación para la realización de pruebas diagnósticas para la detección del COVID-19 deberá ser prescrita por un facultativo de acuerdo con las directrices, instrucciones y criterios acordados al efecto por la autoridad sanitaria competente.
 

¿Cómo realizan el test los profesionales sanitarios?

Primero necesitaremos obtener una muestra de sangre, que no requiere preparación previa por parte del paciente.
La muestra se obtiene mediante punción digital. Para ello, un especialista sanitario debe tomar una gota de sangre del paciente mediante un pequeño pinchazo en el dedo limpio con una lanceta estéril y recogerla con un tubo capilar.
 

¿Cómo se analizan en el laboratorio las muestras?

Para realizar el test rápido se usa el casete de la prueba que viene sellado, de manera unitaria y que contiene los reactivos necesarios para la detección.
Una vez se tenga la gota completa (aprox. 20µl) de sangre en el tubo capilar, se transferirá al pocillo de la muestra del casete de la prueba, agregándole posteriormente unas gotas de buffer y en ese momento es cuando comienza a contar el temporizador.
El test lleva incorporado una banda de control interno que tiñe diferentes líneas en función de cada determinación, de manera similar a como lo haría un test de embarazo, y que nos indican la presencia o no de los distintos anticuerpos en la sangre.
 

¿Cuánto tiempo tardan en obtenerse los resultados?

La rapidez de obtención de los resultados es una de las ventajas que ofrece este tipo de test. El tiempo de lectura del mismo es de unos 10 minutos.

SEROLOGÍA MEDIANTE TÉCNICA ELISA

El examen serológico consiste en la detección de 2 tipos de anticuerpos en sangre:
 

     Inmunoglobulina M (IgM)

Es el primero en formarse que se empieza a formar en la fase inicial de la infección, detectándose a partir del 5º día de exposición durante un par de semanas. Los niveles positivos nos indican una infección activa y reciente.
 

     Inmunoglobulina G (IgG)

Son los anticuerpos más duraderos que indican una inmunidad más o menos duradera (No se sabe a ciencia cierta aun la duración de la misma). Los IgG se empiezan a detectar aproximadamente 2 semanas después del comienzo de la infección ,manteniéndose positivos meses o años (Por similitud con el SARS 1 podría durar 2 o 3 años).
Existen excepciones en los que se dan títulos negativos en personas que han pasado la enfermedad o que negativizan en periodos cortos de tiempo.
 
Todos los resultados han de ser interpretados en el contexto clínico y social de cada paciente.
 

Cómo interpretar los Resultados:

    IgM – IgG – : No ha tenido contacto con el virus.
    IgM+ IgG- : Fase aguda de la infección. Persona portadora y contagiosa con o sin síntomas.
    IgM + IgG+ : persona en plena infección. Portadora y contagiosa. Podría llevar más de 2 semanas portando el virus.
    IgM- IgG +: Persona inmunizada. No se puede descartar que sea portadora contagiosa a menos que realice examen PCR con resultado negativo.
 
Esta información es orientativa y debe ser consultada con su médico que le ayudará a su interpretación en función del contexto clínico de cada paciente. Su médico debe aconsejarle de las pautas a seguir en cada caso.
Prueba PCR

PRUEBA PCR

La Prueba PCR significa (por sus siglas en inglés) ‘Reacción en Cadena de Polimerasa’, es la prueba de referencia y permite detectar el ARN del virus.
 
La prueba será positiva cuando en el análisis se detecte material genético del virus.
 
Si la prueba es negativa pero existe una alta sospecha, será necesario realizar otra prueba que permita detectar la presencia o no del virus.
 
La muestra del paciente se extrae mediante la toma de un exudado nasofaríngeo y los resultados se obtienen al cabo de unas horas.
 
Es una prueba con alta especificidad y sensibilidad, que facilita el diagnóstico precoz de la enfermedad ya que permite detectar el virus en las primeras fases de la infección respiratoria.

Nuevos tests rápidos antigénicos:

En las últimas semanas tenemos a nuestra disposición los nuevos tests de detección rápida de una proteína del virus para determinar si alguien está infectado en el momento actual.
 
Cabe destacar que las pruebas de antígenos proporcionan una información esencial en un momento del ciclo de la infección en el que las personas corren el mayor riesgo de propagar la enfermedad. Es por ello que son una herramienta útil para contener la propagación del virus.
 
Una vez realizado el test, los resultados se pueden dar en el mismo centro sanitario al que haya acudido el paciente.