Implante capilar en verano

El implante capilar es una técnica quirúrgica que puede realizarse en cualquier estación del año.

Como en toda intervención, debe haber posteriormente unos cuidados para evitar complicaciones, estos cuidados son los mismos si se realiza el implante capilar en verano.

Es cierto que los primeros días de la intervención los cuidados son más estrictos, pero también lo son si nos hacemos un implante dental, o nos sometemos a una cirugía menor de otra causa.

Pasados muy pocos días, la cicatrización progresa y podremos ir realizando una vida normal.

¿Implante capilar en verano? y yo me pregunto: «¿Y en las Islas Canarias (que están en verano todo el año) no se realizan implante capilares?»

Siempre recomendamos tener cuidados especiales con el sol.

Pero también damos estas indicaciones en personas calvas, dado que las quemaduras solares en la región del cuero cabelludo son de alto riesgo para padecer lesiones en la piel, incluso de alta gravedad como el cáncer de piel.

La solución es sencilla, evitar la exposición solar en las horas centrales del día y utilizar gorra como protección.

También es cierto que no se recomiendan los baños en piscinas en las primeras semanas tras el implante capilar, por la elevada concentración de productos químicos que se utilizan habitualmente.

No hay contraindicación para bañarse en aguas saladas como la del mar, o las aguas dulces de ríos.

A esto hay que añadir que un implante capilar no impide el baño como tal, si no el remojo continuo de la zona.

El agua de la piscina no es ácido sulfúrico y podemos bañarnos con tranquilidad, simplemente debemos evitar sumergir la cabeza.

Así que ya sabes, si has decidido hacerte un implante capilar en verano, piensa en tu disponibilidad de tiempo y si tu médico considera que eres un buen candidato, no lo dudes, hazlo y disfruta el verano que todos nos merecemos.